,

Instalación de un sistema de Seguridad

alarmas-empresas-seguridad-camaras-de-seguridad-empresas-seguras-sistemas-de-seguridad

Establecimientos obligados a disponer de medidas de seguridad

  • Entidades de crédito
  • Joyerías, Platerías, galerías de arte y tiendas de antigüedades.
  • Estaciones de Servicio, unidades de Suministro de combustible.
  • Oficinas de Farmacia.
  • Administraciones de Lotería y despachos de apuestas y mutuas.
  • Casinos de Juego, salas de bingo y salones de máquinas de juego.

El resto de negocios, viviendas etc.. Queda a criterio de sus propietarios el instalar sistemas de seguridad, por lo que nos hacemos distintas preguntas.

¿Qué sistema instalar de seguridad instalar?.

Aquí entra en juego el asesoramiento de empresas homologadas, con experiencia en el sector de seguridad electrónica y no dejarse engañar por propuestas baratas de personal no especializado.

La respuesta, cuando se trata de un profesional del sector el que conteste, variará en función de las necesidades y los gustos del cliente por un lado y el cumplimiento de la ley por otro, algo que ha cambiado significativamente desde la aparición del Nuevo Reglamento de Seguridad Privada Orden INT/316/2011

No solamente el sistema de seguridad se refiere a una alarma, sino que hay como cámaras de video vigilancia, Puertas blindadas, sistemas de apertura retardados, Recintos blindados, cajas fuertes, sistemas perimetrales que también pueden integrarse con la alarma que instalemos.

Alarma  ¿Cableada o inalámbrica?

A la hora de instalar un sistema de alarma, tenemos que tener bien claro que el cometido principal es evitar el robo. Por tanto, debemos anteponer esta función a cualquier otra.

Los sistemas inalámbricos son mucho más rápidos y sencillos de instalar, sobre todo en domicilios o pequeños negocios donde prima más la estética que otros factores como hasta el propio de la seguridad.

Hay que tener muy presente que cuando instalamos un sistema inalámbrico podemos estar arriesgando el cometido principal que es el de la seguridad, ya que este sistema funciona con radiofrecuencia sujeta a muchas interferencias y lo que es peor a una inhibición que haría dejar de funcionar la alarma por completo, sin emitir ningún tipo de aviso. Estos inhibidores están cada vez más de moda.

Las grandes multinacionales de venta de sistemas son las que más lo ofrecen, torpedean a base de publicidad su producto, nos aparecen en todos sitios TV, radio, internet, correos etc.  Y con este marketing captan a muchos clientes a diario ya que es sencillo de colocar y hasta el propio comercial puede instalarlo de manera inmediata.

Pero involuntariamente lo que hacemos con esa contratación es en principio instalar un sistema que puede ser inhibido con facilidad y al mismo tiempo entrar en un mundo desconocido de prolongadas permanencias, además de otros inconvenientes que iremos averiguando como la imposibilidad de poder darnos de baja incluso después de cumplir lo pactado, también instalaran sus equipos que nunca son compatibles con otros, con lo que no podemos cambiar ni altérnalos con otros.  Estas mismas empresas anuncian un anti inhibidor que lejos de cumplir su función es solamente un cambio de frecuencia.

Además, también existen unos sistemas en el mercado que podemos colocar con suma facilidad y con un coste muy bajo, que nos avisará al móvil de cualquier salto de alarma, igualmente puede ser inhibido con suma facilidad y además los componentes no tienen la garantía de una empresa instaladora homologada.

Los sistemas cableados son mucho más seguros ya que no están sometidos a posibles interferencias, inhibiciones, y cuando exista un corte de cable saltará un aviso de sabotaje inmediatamente transmitido a la central receptora.

Por el contrario, su instalacion es más lenta, y además a veces los cables pueden no ser demasiado estéticos en el entorno. Sin embargo, habremos ganado mucho en cuanto al cometido principal de una alarma.

 

 Alarma ¿con cuotas o sin cuotas?

En la sociedad que nos encontramos, todos rehuimos de pagos periódicos, ya hay bastante con los recibos de electricidad, teléfono o prestamos que podamos tener, como para crearnos otro pago.

Sin embargo, lo que debemos saber es que una cuota sirve para estar conectados a una Central Receptora de Alarmas además de pagar un mantenimiento periódico al instalador que nos revisara las incidencias de nuestro sistema, pero sobre todo nos entregaran un certificado de instalación y un contrato visado ante la Dirección General de la Policia con lo que nuestra tranquilidad es mucho mayor que es de lo que se trata.

La central receptora avisará inmediatamente a la policía de cualquier incidencia, ahora existe la posibilidad de que esta misma central visione nuestras imágenes en caso de salto de alarma con lo que podría verificar si el salto corresponde a una falsa alarma o a un robo.  Además todos los movimientos de llamadas, imágenes, avisos quedarán reflejados en un histórico que la policía puede ver inmediatamente con lo que es una prueba muy eficaz jurídicamente, y de suma utilidad en las compañías de seguros etc..

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.